Problemas más frecuentes de internet en las empresas

Internet es una pieza clave de todas las empresas y negocios; no sólo de aquellas que operan online sino que prácticamente todas las empresas tanto grandes como pequeñas y medianas tienen internet como uno de los ejes fundamentales de su actividad. Sin embargo, en ocasiones hay problemas que son habituales en el uso de internet y las empresas.

Uno de los problemas de los que más trabajadores y empresarios se quejan de sufrir en las empresas es la velocidad a la que pueden conectarse. En ocasiones, las redes empresariales tienen que dar servicio a muchos ordenadores y de muy diversa índole que no siempre están haciendo el mismo tipo de actividad. Esto ocasiona que, a lo largo del día, cambie mucho la naturaleza del uso que se le da a la red. Así, en ciertos momentos la empresa usa la conexión para hacer copias de seguridad, en otros hay un gran volumen de descargas, en otros apenas hay gente trabajando… todo esto ocasiona que haya picos de velocidad y de lentitud de la conexión a lo largo de la jornada.

Otro de los problemas más frecuentes que tenemos con el internet en las empresas es, sin duda, la falta de conexión wifi en algunas zonas. De hecho, en muchas empresas, debido a una mala instalación de los sistemas, hay zonas en las que la Wifi llega mal o con poca intensidad, por lo que no sólo es difícil trabajar en esas zonas sino que, a veces, al desplazarnos dentro del recinto de la empresa con un ordenador o teléfono móvil perdemos la conexión y, con ello, un tiempo precioso para poder aprovecharlo en nuestro trabajo.

La velocidad de descarga y el wifi: principales problemas de las empresas con internet

Otro problema que a menudo tenemos con el internet en las empresas, especialmente en las de un tamaño mediano o grande, son todos los procedimientos de seguridad que, en ocasiones, hacen que perdamos una gran cantidad de tiempo. Así, por cuestiones de seguridad, es muy frecuente el hecho de tener que hacer cambios generalizados de contraseñas haciendo que muchos trabajadores olviden cambiarla o no consigan recordar la nueva y acabe por ralentizar bastante el ritmo de trabajo durante estos momentos.

Otro de los problemas más frecuentes a los que nos enfrentamos de cara a utilizar el internet en las empresas, son los filtros que en ocasiones se colocan para evitar que los empleados vayan a ciertas páginas web que se consideran dañinas, peligrosas o no relevantes para la actividad empresarial. Así, es habitual restringir el acceso a sitios web pornográficos o en los que no se garanticen las condiciones de seguridad a aquellas personas que los visitan. Sin embargo, esta práctica que nada tiene de malo, en ocasiones genera como un problema secundario el acabar impidiendo el acceso a otros sitios que nada tienen de peligroso y a los que, en ocasiones, acceder es fundamental para la buena marcha del negocio. Esto se debe, en general, a problemas de configuración.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *